PROTAGONISTA DE «PANTANAL»: DIANA


La llamaremos Diana porque no conocemos su nombre verdadero. Tampoco sabemos mucho de su vida antes de pasar a llamarse Diana. Que vivía en su poblado en el borde sur del Pantanal. Que hacía los trabajos duros de la casa que su madre le encomendaba y cuando tenía tiempo jugaba con sus amigas. Que hasta el momento no había tenido que pensar mucho en el futuro, o no había querido.
Cuando cambia de nombre cambia también su vida; todo su mundo desaparece y lo sustituye otro que parece no tener salida. Un mundo constituido por dolor, gritos, opresión. Esclavitud. Del que realmente parece que no hay escapatoria.


______________________________________________________________________
Para poder hablar en privado con mis compañeros del Pantanal paraguayo establecimos una clave basada en la guía de aves que más utilizábamos:
─Vamos a «Águila harpía» ─por ejemplo─, cambio.
─Vamos, cambio.
Así pude enterarme de que un boliviano se dirigía al pueblo paraguayo a hacer efectiva la compra de una niña de doce años. Mis compañeros intervinieron, lo denunciaron al comandante y este mandó arrestar al extranjero. Después mis compañeros tuvieron que aguantar amenazas y denuncias de todo tipo. Un buen día el boliviano abandonó el pueblo, sin dinero.
Para mí fue motivo de preocupación por mis amigos que se encontraban en una situación difícil en aquel lugar al que solo llega un barco dos veces por semana. Cuando llega.
Y después uno puede tener que responder a preguntas: ¿es lícito inmiscuirse en las costumbres de los indígenas? ¿La venta de niñas es realmente una tradición, o es algo traído por el contacto con una sociedad diferente? ¿Puede uno cerrar los ojos y simplemente contarlo después como una anécdota más? ¿Debe intervenir, aun sabiendo que le puede ir la vida en ello?
Mi respuesta es que en este caso no tengo duda de que se debía hacer algo, al mismo tiempo que continúo sintiendo una gran admiración por el valor de mis compañeros que decidieron que no podían permitir la esclavitud de una niña, aunque eso les costase caro. Y no habría nadie para echarles una mano. Allí, donde Cristo dio las tres voces.

Solo en Amazon.

«PANTANAL»

Con este título tan escueto, las «Historias del Viejo Pantanero» se separan del texto principal («¡Carao! Pantanal») y adquieren categoría de libro. Corto, pero libro. Incluso le roban la portada al original y la mejoran.

Los dos escritos quedan más claros de esta manera. «Pantanal» tiene únicamente tres protagonistas, con otros personajes accesorios que no embrollan la narración. «¡Carao! Pantanal» tiene toda la cara de convertirse en «Memorias de América: Carao», ahora con menos personajes y tramas.

«Pantanal» es un libro para todo tipo de lectores, pero recomiendo que lo lea quien sea realmente amante de la naturaleza y tenga interés por saber lo que ocurre en otros lugares de la Tierra.


Solo en Amazon




ISBN 978-163503006-8


En los interminables llanos inundados de agua y de sol en el corazón de Suramérica solo podemos imaginar una figura humana: la de un vaquero que acompasa el movimiento con el de su caballo. Este vaquero puede ser Mario, nuestro protagonista, que se enfrenta a los poderes fácticos para defender el Pantanal.

Conservar un área natural de importancia mundial o asfaltarla depende únicamente del mejor postor y de que el dinero llegue a las manos de los de siempre. De paladines del ambientalismo a prohibir la existencia de ONGs conservacionistas en el municipio.

El cooperante español apoya la lucha que, hoy por hoy, se muestra perdida.

Un homenaje al Pantanal y a sus gentes.

«Carao» es el volumen que realmente hace justicia al título genérico «Memorias de América»: refleja la experiencia del autor como cooperante en el Pantanal boliviano durante ocho años. Está contada en tercera persona y el cooperante no es el protagonista principal de la trama.

****Nota de agosto de 2018: El libro «¡Carao! Pantanal» no se encuentra a la venta en formato digital temporalmente. Una vez terminados los ejemplares de la primera edición en papel (a precio reducido a través de este contacto), volverá a estar disponible para leerlo en dispositivo electrónico. Previamente pasará por mudanzas, como la separación en un libro aparte de las «Historias del Viejo Pantanero», la modificación de la portada y el cambio del título a «Memorias de América: Carao».

«¡Carao! Pantanal» es el fruto de mi experiencia de ocho años como cooperante en Bolivia. Es un libro asumidamente denso que quiere abarcar todos los aspectos de un mundo que difícilmente podemos imaginar en España, y que sirven para enmarcar la aventura a la que se enfrenta el protagonista, el joven vaquero Mario. Pero, sobre todas las cosas, el texto es un homenaje al Pantanal.

Ser español en la América ibérica (ahora vivo en Brasil) lleva a plantearse con frecuencia multitud de dilemas sobre la conquista de las Indias Occidentales, cuestiones que reflejo en otra aventura, la del montañés Álvar que viaja a Asunción en 1540. Ese no es un libro denso; está construido casi completamente por diálogos y admite una lectura ágil u otra más reflexiva, a gusto del lector. Pueden encontrarlo en este enlace.


**** Nota de agosto de 2018: «¡Carao! Pantanal» no se encuentra a la venta en formato digital temporalmente. Una vez terminados los ejemplares de la primera edición en papel (a precio reducido a través de este contacto), volverá a estar disponible para leerlo en dispositivos electrónicos.

COMENTARIO EN AMAZON

Por fin uno de los lectores de "Carao" ha decidido escribir un comentario, lo que agradezco enormemente. No tiene nombre y parece que fue comprado en Estados Unidos.


****Nota de agosto de 2018: El libro «¡Carao! Pantanal» no se encuentra a la venta en formato digital temporalmente. Una vez terminados los ejemplares de la primera edición en papel (a precio reducido a través de este contacto), volverá a estar disponible para leerlo en lector electrónico.